29.8.06

más vian

bueno, lo nombré a Vian y no le puedo pasar por encima así como así. Wolf es uno de los cuatro personajes de La hierba roja, un hermoso libro de Vian, uno de mis favoritos. bah, creo que todos los que leí hasta ahora son uno de mis favoritos. me gusta más Vian que Vernon Sullivan; pero Sullivan también me gusta, sobre todo Escupiré sobre vuestra tumba, y Con las mujeres no hay manera porque tiene mucho humor Vian que se le coló a Vernon. perdido, amigo lector? perdón. es que sé que hay unos que pasarán por aquí y que bien conocen a Vian, y yo me pongo a hablar como si estuviera en un café.

Ingeniero, inventor, poeta, músico de jazz, crítico, cronista, escritor, traductor, autor de canciones, comediante, director de teatro, director artístico, conferenciante, libretista... Nació en 1920, murió en 1959. En su breve vida, además de hacer todo lo anteriormente nombrado, escribió mucho. Pero mucho mucho, eh. Comentarios de cine y música, crónicas, artículos... y libros, claro.

Publicó las novelas La espuma de los días, El arrancacorazones, El otoño en Pekín, La hierba roja, Vercoquin y el pláncton (y seguro alguna más no editada en castellano); los libros de cuentos Las hormigas y El Lobo-hombre; la obra de teatro El Schmurz o Los constructores de imperios y muchos poemas (algunos de ellos se encuentran editados al castellano en el libro No quisiera morir, título mal traducido de uno de sus poemas: el original dice No quisiera reventar). Además, compuso letra y música de varias canciones, a las que interpretó tanto cantando como con la trompeta (la más gloriosa sea quizá El desertor, aunque a mí también me cae bien Soy snob).

Pero eso es lo que publicó Vian. Perdón, firmó Vian. Porque, además, Vian dijo que había traducido unas novelas de un autor americano negro, Vernon Sullivan. Pero todo verso: las novelas eran suyas. Hubo un lío bárbaro con las novelas, porque eran violentas y sexuales, y cuando se supo que eran de él, la crítica se enojó mucho y le hicieron la cruz (¿les daba vergüencita haber caído como niños?).

Cuatro tìtulos escribió Sullivan: Escupiré sobre vuestra tumba, Todos los muertos tienen la misma piel, Que se mueran los feos y Con las mujeres no hay manera. A mí me encanta Escupiré, y me divierte Con las mujeres, que tiene mucho humor Vian. Y me falta leer Que se mueran, que parece que no se consigue más. :(

Bueno, ese es el problema de Vian en general: no se consigue. Y es medio de culto. Así que aquellos que tengan algún ejemplar, lo atesoran. Pocos de sus libros se consiguen en las librerías, y rara vez a precios accesibles (aunque en las librerías de usados generalmente se consiguen Escupiré en edición de Serie Negra y La hierba en edición de Bruguera, y también se ven El arrancacorazones y El otoño). Una pena, realmente, que sea tan complicado acceder a este personaje. La mayor parte de su trabajo es, creo yo, excelente y demuestra su sensibilidad, sentido del humor y cinismo. Tenía un corazón débil, esto se puede ver muchas veces en sus textos (por ejemplo, un personaje de La espuma muere porque le crece una flor en el pecho).

De hecho, de eso murió. Tuvo una complicación cardíaca viendo una horrible versión cinematográfica de Escupiré. El quedó fuera de la producción de esta peli, y parece que ya sabía que la versión no iba a ser buena. Hay tres mitos urbanos sobre sus ùltimas palabras. Una versión (mi favorita) sostiene que fueron "esto es una mierda" (hablando de la peli, claro). Otra, dice que fueron "¿se supone que ese tipo (el protagonista) es negro? Mi culo es más negro" (o algo así, perdón la memoria me falla, y esto lo vi en la tele hace muuucho). La tercera es una variación de la anterior, la acabo de leer en Wikipedia (English), y la voy a citar en inglés, para que no pierda la onda: "These guys are supposed to be American? My ass!". Como sea, su coorazón no aguanto la bronca de lo que habían hecho con su obra. Falleció camino al hospital.

Perdón si me extendí. Vian, como Parker, está entre mis más queridos amigos.

-Folavril...-dijo Lazuli
-Saphir...-dijo Folavril
Y se besaron de nuevo.La noche se acercaba.Los vio y se detuvo antes de llegar a ellos,para no molestarlos.Al cabo de una hora,todo estaba a oscuras,menos un círculo de sol en el que estaban los ojos cerrados de Folavril y los besos de Lazuli,en medio del vapor que desprendían sus cuerpos.

De La Hierba Roja