5.10.06

la pura esencia (un post sobre nada)

Tengo terribles ganas de escribir, pero nada de nada de inspiración, así que seguro que me termina pasando lo mismo de siempre en estas situaciones, voy a terminar escribiendo sobre escribir, o sobre el placer que me da escribir, lo cual sólo le salía bien a Cortázar. Pero yo, que soy medio mediocre, medio bastarda, medio tonta, medio corta, me quedo ahí, medio a mitad de camino, sin llegar a ninguna parte más que a hilar una par de palabras bonitas de manera simpática. Va a llegar el final de este texto, en cualquier momento, y se van a dar cuenta de que perdieron su tiempo leyendo nada, sobre nada, un post sin sustancia.

Perdón, es mi gran problema: no escribo porque me gusta escribir, ni porque tenga una idea romántica sobre el escrito. Escribo porque no lo puedo evitar. Ojo!, entiéndanme, me encanta escribir, lo que quiero decir es que lo que me impulsa a escribir no es el mero hecho del placer que meda,sino que a veces no puedo evitar que las palabras se me escapen de los dedos, se me deslicen de las yemas, aun cuando no llegue a ninguna parte… Sólo escribo. No hay más remedio…

(esta es la más pura esencia, la razón de la existencia del violentamentefeliz)