18.5.07

meet gerund

hace varios días que tenía ganas de escribir algo, pero se me fue el tiempo y ahora estoy cansada (además de que anduve actualizando cuatro blogs más). pero creo que más o menos lo puedo resumir en esto:

hay gente que tiene prioridades. hay gente que ama la música, hay gente que se apasiona por la literatura, gente que disfruta del cine más que cualquier otra cosa, gente que vive por el arte plástico, y más. a mí me gusta todo. todo. cada vez que voy a ver una buena peli al cine, me digo que el cine es lo más. apenas termino de pensar eso se me viene una de mis canciones favoritas, uno de los mejores libros, y me agarra desesperación. cine, teatro, libros, musica, arte plástico, comix,... no tengo nada por encima de lo otro: todo me genera igual pasión. y, lo que es peor, también dentro de los sub-rubros de estos, me encuentro en el mismo estado. La chanson francesa me gusta tanto como las Shangri-las o la ópera; Vian como Arlt como Dickens; Picasso como Goya como Magritte; Antonioni como Hitchcock como Ed Wood;... supongo que ya vieron por dònde viene la mano...

claro que eso no significa que todo me guste. me sigue pareciendo horrible el reggetón, nunca me va a gustar Benedetti, los cuadros de Diego Rivera no me llegan.

tampoco significa que todo sea lo mismo: cada una de las cosas que me gustan me provoca algo (por eso me gustan), pero ese algo tiene una variedad terrible de versiones. son cariños distintos. como cuando te preguntaban si querìas más a tu mamá o a tu papá. y uno los quiere a los dos por igual (en la mayorìa de los casos), pero ese igual es de cantidad, no de manera. a los dos los quiere mucho. pero las relaciones son distintas... se entiende , no?

generalmente, pocos entienden esto que me sucede. yo tampoco lo entiendo mucho. pero una explicación medio rara que encontré fue haciendo un test sobre cuál de las partes de mi cerebro tenía predominancia (muy muy por encima, el hemisferio izquierdo es más bien analítico y tiene que ver con la habilidad de comunicación, mientras que el derecho tira más oara la intuición, lo spatrones y la asociación). el resultado fue que yo tengo un "cerebro balanceado", donde ambos emisferios trabajan a la par, o algo parecido a eso.



con esta explicación, damos por cerrada la semana de la cultura en el vf. desde el lunes próximo, las mismas berretadas de siempre.