20.1.09

otra de cosas que pasan por mi cabeza

El otro día fui a ver Australia. A mí, a mí me gustó. No es guau. Pero no es mala. No es Moulin Rouge. Pero anda. Lo mejor que puedo decir es: la peli es larga, un poco más de dos horas y media, y sin embargo no me aburrí ni un segundo. Igual, no es una peli que le recomiendo a cualquiera, ojo.

El tema es que Australia me hizo pensar en dos cosas. Una la voy a dejar para otro día, porque necesito conseguir un librito. Y porque me encanta crear suspenso. Es mi estrategia de marketing (?). La otra tiene que ver con el leitmotiv de la película. Baz eligió Somewhere Over the Rainbow, que además de ser una canción preciosa, para mí es una canción que que asegura el lagrimeo, o por lo menos, una emocioncita. Ya sé, soy una ñoña, de lo peor. Maldita me odia, no sólo por serlo, sino encima por decirlo abiertamente. Volviendo, Somewhere me puso a pensar en que otras canciones de ese tipo hay, y si bien son una cuantas, la que rankea más alto es esta:



Cat! Cat! Caaaaaaaaaaat!... eh... perdón.