22.12.09

las canciones de ayer a la noche




Desde hace tiempo te noto triste,
ronda el silencio, llora el amor.
Como un reproche por lo que fuiste
grabado a fuego en tu corazón.
Ya muchas veces bajás la frente
cuando en mis brazos te refugias,
como temiendo que de repente,
tu pobre dicha no encuentres más.

Qué me importa tu pasado,
no llorés, mi buena amiga.
No es un crimen ser golpeado
ni es delito haber rodado
en las vueltas de la vida.
Qué me importa tu pasado,
si yo que nunca guapeé,
si te ofende algún cobarde,
te lo juro por mi madre,
me juego donde me ve.

No tengas miedo, soy de una pieza,
no me interesa lo que dirán.
Que nos importan las cosas viejas,
las viejas sombras que ya no están.
Tus ojos miran y están perdidos,
estás cansada de tanto andar.
Pero a mi lado siempre habrá un nido
y un pecho amigo donde llorar.



No se desde qué puerto
ni por dónde llegarás,
amor que mi nostalgia espera.
Un día, cruzarás por mi camino,
como un anuncio de la primavera.
¿Será mañana o tardarás tal vez?
Pero yo siento que estás cerca ya.
Y así vivo esperando,
porque sé que alguna vez,
sonriendo te presentarás.

Si no me engaña el corazón,
cuando me dice que vendrás,
como en el cine y en los cuentos,
mi sueño más feliz se cumplirá.
Si no me engaña el corazón
y frente a mí te encuentro un día,
yo te daré la bienvenida,
con la dulce melodía
de un cantar de amor.

Yo se que tú me buscas como yo te busco a ti,
amor que ya has tardado tanto.
Apúrate que aún tengo el alma joven
y hay en mis labios un alegre canto.
Yo se como eres y como es tu voz,
porque en mis sueños ya te imaginé.
Por eso, si algún día nos cruzáramos los dos,
sé que te reconoceré.