12.10.10

las próximas reinas



Hace unos domingos fui a ver al Konex a ver Freshwater. Freshwater es la única obra de teatro de Virginia Woolf. Freshwater es una comedia, delirantísima, y muy alejada del estilo de su narrativa, más bien bajón (al menos, de Al faro... Orlando, creo, tiene un poco de humor. Aunque, claro, yo leí la traducción de Borges... tal vez la original no era tan así...). Freshwater es una obra que, parece ser, se hizo muy pocas veces: una en una gala de Amnesty, otra en Paris (según me dijeron, en ambas estuvo Ionesco, yo sólo encontré la de Amnesty), y el año pasado se estrenó en el off neyorquino. Y este año estuvo durante septiembre en la cartelera del Konex la versión de María Emilia Franchignoni (que se encargó de la traducción y la dirección general), que realmente me pareció buenísima: buen timing los actores, buen ritmo el texto, preciosa escenografía inspirada en Gorey y muy buen vestuario. Y los ataúdes por fin han llegado.

En medio de la obra había una canción que me partió la cabeza. En seguida pensé que tenía que ser de alguien tipo Ute Lemper, pero con más humor. Y resultó que era de un grupo suizo que se llama Les Reines Prochaines. No las tienen? Yo tampoco. Cómo es posible?

Las Reines Prochaines tienen algo de chanson, algo de la dupla Brecht/Weill, y mucho sentido del humor. Excelente música, buenísimos juegos de voces, mucho espíritu del cabaret de la República de Weimar, cantan en tres idiomas y todo! Son bastante freakis, pero freakis de una manera que me resulta mucho más interesante que la del estilo freaky ultraproducido de las princesitas pop y los niños sensibles de moda: las RP son grandes, y se visten de maneras ridículas, y bailan aparatosamente en sus shows y hacen reír a la gente. Y se sacan fotos como estas:



El tema que estaba en la obra se llama "I Hate Diets", y está en el disco Le coeur en beurre (¿El corazón en manteca? alguien que sepa francés por aquí, por favor!) y lo pueden escuchar aquí a continuación (a menos que estén leyendo desde el reader: entonces tendrán que acercarse al blog, qué le vamos a hacer).


Me bajé ese disco acá (donde hay otros más), y la verdad que me gustó mucho. No sé, yo se los tiro, ustedes se fijan...